Sociedad y respeto a las normas

11/7/2018

Más allá de los problemas que acechan a la sociedad colombiana (falta de empleo, inseguridad, violencia), hay uno que considero no menos importante y tiene que ver con el comportamiento, del ser humano, dentro de la sociedad. De nada sirve que un gobierno logre aumentar el empleo, si el colombiano (no generalizo, claro está) sigue siendo el avivato, con su típica frase: "vea como soy de vivo". Esto es una realidad, querámoslo o no aceptar.

 

Vean, cómo les parece que hace ya casi un mes estaba en un supermercado carulla, por el oriente antioqueño. Cuando me bajaba del carro vi una camioneta atravesada, obstaculizando, sobre un parqueadero de handicap. El haber visto eso me molestó sin embargo seguí derecho. Adentro, mientras compraba algo, no me demoré quince minutos y ¡oh sorpresa al salir!: el señor todavía seguía ahí como si nada. Sin pensarlo dos veces me le acerqué, por la ventana del pasajero:

 

-Buenos días señor cómo le va -saludaba al que parecía ser el chofer pues en la parte de atrás había otro señor-. Vea, ¿no le parece que está obstaculizando el parqueadero? -le cuestioné con un tono de voz firme y a la vez amable.

 

-Si señor, tal vez si. Lo que pasa es que -comenzó con su disculpa- la señora está comprando algo y no se demora. 

 

-Vea señor, con todo respeto, acá no vale ninguna excusa -le decía mientras hacíamos contacto visual y yo algo molesto por la situación- ya usted verá si lo quiere mover, solo me parece que está irrespetado las normas. Que esté muy bien.    

 

Mientras me subía al carro veía que el señor movía lentamente la camioneta. Son este tipo de actos que invito a comenzar a cambiar para que construyamos una mejor sociedad. A simple vista parecen absurdos, sin embargo hacen la diferencia. 

 

¡Hasta una próxima!

Feliz día.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload