Aprender a desaprender

22/3/2017

¡Primero, un feliz día les deseo! :)

 

Hoy quiero compartirles algo que me sucedió ayer: si algo me ha caracterizado es que suelo ser una persona metódica en lo que hago y por eso, cuando por cualquier motivo sucede algo extraordinario, de inmediato aparece es la autocrítica. 

 

Lo primero que se me viene a la mente, buscándole una explicación al porqué de la autocrítica, es la creencia de tener que controlar para que las cosas salgan, en este caso hablo por mi, como yo quiera, cuando yo quiera y como yo quiera. Pues preciso: así me sucedió ayer y por unos pocos minutos, por fortuna, apareció el yo autocrítico para cuestionarme de por qué no había publicado el Martes, a las 9:30am, como lo suelo hacer. 

 

Pueden existir muchos motivos, y muy particulares para cada persona, por el cual somos autocríticos. Sin embargo lo cierto es que también se puede desaprender y más cuando son comportamientos que nos perjudican en la salud psicológica y emocional. Como dice un refrán muy de acá y el cual le he escuchado a mi psicóloga: "ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre".

 

¡Fue un gusto compartir con ustedes!

Nos vemos en la próxima :)

 

Sebastián Rico.

 

© Todos los derechos reservados.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload