El poder de elegir

14/3/2017

Primero, un feliz día les deseo! :)

 

Desde que tengo uso de la razón, hay un tema que siempre me ha llamado la atención y tiene que ver con elegir. No sé si es porque cuesta mucho, en términos generales, o que los seres humanos queramos todo sin que nos cueste nada. Sin embargo por la razón que sea, lo cierto es una cosa: cuesta mucho elegir, pero hay que hacerlo. 

 

Ejemplos hay por cantidades, desde los más simples hasta los más complejos. "Quiero ir a determinado restaurante, pero me da pereza salir", "Tengo ganas de pasear, pero no quiero gastar dinero", "Quiero tener pareja, pero qué pereza conocer gente", "Quiero emprender un negocio, pero me da miedo que me vaya mal"...Así uno puede seguir con una lista interminable. 

 

En el fondo la cuestión es que no queremos pagar costos (del que sea), económicos, sentimentales, etc..., y no hay que ser un psicólogo para deducir que así sería muy difícil avanzar. Pues siempre, de algún modo se va a tener que elegir una opción. Algo fundamental ahí sería confiar al elegir. La clave ahí es aprender a pagar costos. En el caso mío he pagado costos de todo tipo, por solo poner un ejemplo, como cuando me fui a vivir a Miami, EEUU. Y no solo en haberme ido, sino que tras unos años allá, haber regresado a Medellin. O la parte de la salud, con cirugías ortopédicas.

 

Así que: tener valor para poder elegir, con los costos que esto implique. 

 

¡Fue un gusto compartir con ustedes!

Nos vemos en la próxima :)

 

Sebastián Rico

 

© Todos los derechos reservados

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload