Aprender a esperar vs Inmediatez

¡Primero, un feliz día les deseo!

 

Alguna vez estaba hablando con una psicóloga y le preguntaba el porqué -en términos generales y a la mayoría de las personas- sucede la desesperación. O sea, el ser impaciente frente a los resultados que esperamos en nuestra vida. Ella, como conocedora del tema, me respondió más o menos lo siguiente: "Sebastián, nadie nos enseñó que todo tiene su proceso. Por eso la gente se desespera" 

 

Tal vez falta interiorizar esto para que aprendamos a no desesperar y querer todo, perfecto y ya. Las cosas toman tiempo. Pues si nos dejamos llevar por la inmediatez estoy casi seguro que serán más las frustraciones -por no conseguir el objetivo de manera rápida- que se experimenten que las alegrías. Es triste ver que el mundo se mueva tan vertiginosamente y en especial me da vaina por los niños que desde muy temprana edad ya se van formando, con lo que escuchan de los "grandes", la idea de que todo lo tienen que conseguir rápido.

 

Creo que la clave estaría en aprender a no desestabilizarnos emocionalmente. Es decir, a que los resultados (así sean inmediatos o tomen un poco más de tiempo) en lo posible afecten nuestro estado (físico, mental y emocional). 

 

Persistir, insistir, resistir y nunca desistir.

 

¡Fue un gusto compartir con ustedes!

Nos vemos en la próxima :)

 

Sebastián Rico

 

© Todos los derechos reservados.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload