En sus marcas, listos...

31/1/2017

¡Primero, un feliz día les deseo!

 

Les confieso lo emocionado que me encuentro en este momento..., pues tanto es así que estoy tomando un sorbo de café a ver si me calmo y continúo escribiendo. Ahora si comencemos: creo que las experiencias, tanto las propias como la de los demás, nos ayudan bien sea a identificarnos con otra persona, si le sucedió lo mismo, o qué y cómo hizo para salir de esa situación. En fin, ese es el motivo principal de compartir con ustedes estas entradas en mi blog. 

 

Hoy les comparto una anécdota que me sucedió -si quieren la pueden leer completa en mi blog-: (www.sebasrico.wordpress.com/2014/05/) Yo tenía cinco años, estaba jugando y mi papá (por protegerme y con miedo que me sucediera algo) no quería que yo saltara en los llamados "brinquitos". Me insistió que me bajara hasta que me bajé. Lo que sucedió, que nadie lo esperaba, fue una expresión mía inocente en ese momento: me acerqué, pues estábamos en un restaurante con mi mamá y unos amigos de ellos, le toqué la pierna y le dije:" "papi, tú me mandas, pero no eres mi dueño" Luego de eso, seguí jugando mientras escuchaba carcajadas. 

 

Dicha expresión tiene significado. Por eso dentro de ocho días, a esta misma hora y por este canal compartiré sobre, lo que en mi opinión es tan importante en la vida de cada persona, el carácter.

 

¡Fue un gusto compartir con ustedes!

Nos vemos en la próxima :)

 

Sebastián Rico.

© Todos los derechos reservados

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload